UN FALSO REY

Ir abajo

UN FALSO REY

Mensaje por Filardy el Jue Sep 01, 2016 6:31 am

Transcurrió un tiempo desde los últimos enfrentamientos lo que pareció calmar los ánimos entre poblaciones. Pero era una calma ficticia. Algo se estaba fraguando que no podía traer nada bueno.

Todo empezó con una reunión en la Atalaya de Ursan de todos los lideres de los asentamientos del Reino del Dragón y a la que fueron convocados los nobles de los otros reinos.

Los nobles mas leales del Reino del Grifo y del Reino del Leon se negaron a asistir todos menos el Conde Davidaf que si estuvo presente en ese cónclave.

Y allí reunidos sin autorización de los regentes declararon proclamar Rey del Dragon al Duque Arleya, saltándose todas las leyes de los tres reinos así como la ley de Ewaya al intentar ilegítimamente usurpar el trono.

No contentos con esto, la comitiva norteña protegida pro el Conde Davidaf partió hacia el reino del grifo y pidió audiencia con el Regente del Grifo, el cual con la amabilidad que le caracteriza los atendió en su castillo. El duque y el conde vinieron a comunicar que se había auto proclamado Rey y que lo reconocieran como tal a lo que el regente se negó.

Ninguna persona que no tuviera derechos legítimos sobre el trono podía ser reconocida por el reino del grifo como rey y así se lo hizo saber al duque, el cual ante la negativa tuvo que desistir de su empeño de mala manera. Se les acompaño a la salida y se abrieron las puertas del castillo para que salieran, momento este aprovechado por los hombres del duque para colarse en el castillo no se sabe bien con que intenciones.

Antes este hecho tan extraño y raro, el regente mando llamar a sus nobles a la puerta del castillo que estaba plagados de hombres del duque. A la llamada del regente acudió raudo y veloz los hombres del Conde Cook que se encontraron con los hombres del Conde Davidaf que habían venido escoltando a los norteños.

Se mantuvo retenido en el castillo al Duque hasta que dio la orden de retirarse de las puertas del castillo. Momento en el que también llego a escena el sacerdote Seren el Humilde intentando mediar en el asunto.

El regente vio que había ya demasiada gente en las puertas del castillo y eso dificultaba las labores ordinarias del funcionamiento interno del asentamiento por lo que ordeno a los nobles del grifo que desalojaran la zona.

Esta orden debido a pasadas rencillas entre los cabecillas ocasiono que todos sacaran sus armas y intentaran un desalojo a la fuerza. Pero algo muy extraño sucedió delante de los propios ojos del Regente del Grifo. Un noble del Reino del Grifo, el Conde Davidaf el cual había jurado lealtad al reino ordeno desenfundar sus armas y en vez de echar a los norteños ataco a los hombres del Conde Cook, dejando perplejo al Regente, el cual dio la orden a todos de que cesaran el combate y ordeno que todos se fueran de las afueras del castillo.

Antes de irse, el Duque Arleya, el Conde Davidaf, el Conde Cook y otro noble del norte hablaron de organizar una reunión en la posada del gremio de comerciantes. Ante esta situación, el regente mando llamar al Conde Cook antes de acudir a la reunión y le encomendó que le informara de todo lo que se hablara en esa reunión tan extraña.

Lo que paso allí lo veremos en el siguiente capitulo...

Filardy

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 24/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.